domingo, 28 de noviembre de 2010

UN INTENTO DE DÉCOUPAGE CON KLIMT

Mi hermana me regaló hace tiempo una servilleta de Gustav Klimt, porque es un pintor que me encanta, y decidí hacer con ella una bandeja para poner galletas, turrones o cosillas dulces para la hora del café.
No estoy demasiado contenta con el resultado porque creo que no se ha pegado demasiado bien al cristal y han debido quedar huecos. Pero bueno, mi primera vez con servilletas... ¡la próxima irá mejor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario